Dos enfoques conocidos para la determinación de muerte neurológica del adulto

Propuesta de un concepto unificado

  • Armando Cacciatori Instituto Nacional de Donación y Trasplante, Coordinador de Trasplante, Profesor Adjunto. Médico Intensivista
  • Daniel Agustín Godoy Sanatorio Pasteur, Unidad de Cuidados Neurointensivos. Argentina, Catamarca, Hospital Carlos Malbran, Unidad de Terapia Intensiva
Palabras clave: MUERTE ENCEFÁLICA, ADULTO

Resumen

Cuanto más progreso en el conocimiento de la injuria encefálica aguda (IEA) irreversible y su potencial evolución a la muerte encefálica (ME), existirán más posibilidades de captación de donantes, con la consiguiente disminución de las listas de espera. A nuestro criterio, el médico intensivista deberá tener presente tal posibilidad cuando se enfrenta a víctimas de neuroinjuria independientemente de su etiología. Además, resulta imprescindible que conozca la fisiopatología del síndrome de ME y los pasos a seguir para la realización de un examen neurológico completo, exhaustivo y riguroso que lo confirme. Al día de hoy, existen dos conceptos de muerte según criterios neurológicos: muerte encefálica total’ (MET) y muerte de troncoencéfalo (MT). Si bien ambas definiciones son aceptadas por la comunidad médica mundial, algunos países adoptan una u otra, recibiendo el marco legal correspondiente que lo avale. Debatiremos ambos conceptos, con la intención de intentar generar un concepto unificado y consensuado de ME.

Citas

1) Red-Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplantes. Informe/Recomendación REC-RCIDT-2008(9) sobre la muerte encefálica en Iberoamérica. Newsl Iberam 2008; 2(1):28-51.
2) Greer D, Shemie S, Lewis A, Torrance S, Varelas P, Goldenberg F, et al. Determination of brain death/death by neurologic criteria: the World Brain Death Project. JAMA 2020; 324(11):1078-97. doi: 10.1001/jama.2020.11586.
3) Truog R, Krishnamurthy K, Tasker R. Brain Death-Moving Beyond Consistency in the Diagnostic Criteria. JAMA 2020; 324(11):1045-7. doi: 10.1001/jama.2020.11665.
4) Bernat J, Culver C, Gert B. On the definition and criterion of death. Ann Intern Med 1981; 94(3):389-94. doi: 10.7326/0003-4819-94-3-389.
5) Kondziella D. The neurology of death and the dying brain: a pictorial essay. Front Neurol 2020; 11:736. doi: 10.3389/ fneur.2020.00736.
6) Escudero Augusto D, Otero Hernández J. La muerte encefálica. En: Ortega F, Arias M, Campistol J, Matesanz R, Morales J. Trasplante renal. Buenos Aires: Médica Panamericana, 2007:20-5.
7) Wijdicks E. Determining brain death in adults. Neurology 1995; 45(5):1003-11. doi: 10.1212/wnl.45.5.1003.
8) Bleakley G. Understanding brainstem death testing. Br J Neurosci Nurs 2017; 13(4):172-7. doi: 10.12968/ bjnn.2017.13.4.172.
9) Correa H, Puppo C, Biestro A, Mizraji R, Cancela M, Grille P, et al. Muerte encefálica: actualización de Consenso de muerte encefálica en adultos. 5 ed. Montevideo: Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Células, Tejidos y Órganos, 2016.
10) Webb A, Samuels O. Brain death dilemmas and the use of ancillary testing. Continuum (Minneap Minn) 2012; 18(3):659- 68. doi: 10.1212/01.CON.0000415434.91771.9b.
11) Escudero D. Diagnóstico de muerte encefálica. Med Intensiva 2009; 33(4):185-95.
12) Cameron EJ, Bellini A, Damian MS, Breen DP. Confirmation of brainstem death. Pract Neurol 2016; 16(2):129-35. doi: 10.1136/practneurol-2015-001297.
13) Smith M. Brain death: the United Kingdom perspective. Semin Neurol 2015; 35(2):145-51. doi: 10.1055/s-0035- 1547534.
Publicado
2022-02-24
Cómo citar
1.
Cacciatori A, Godoy DA. Dos enfoques conocidos para la determinación de muerte neurológica del adulto. Rev. Méd. Urug. [Internet]. 24 de febrero de 2022 [citado 25 de junio de 2022];38(1):e38113. Disponible en: https://revista.rmu.org.uy/ojsrmu311/index.php/rmu/article/view/845
Sección
Articulos Especiales/ de opinión