Isquemia miocárdica por consumo de dibutilona

  • Antonio Pascale Hospital Británico, Departamento de Emergencia, Profesor adjunto de Toxicología. , Médico toxicólogo
  • Eleuterio Umpierrez Universidad de la República, Facultad de Química. Instituto Polo Tecnológico de Pando, Unidad de Medio Ambiente, Drogas y Doping. Profesor adjunto de Química
  • Jorge Menoni Hospital Británico, Departamento de Emergencia, Profesor adjunto de Clínica Médica 1, Médico internista
  • Virginia Collazzi Hospital Británico, Departamento de Emergencia, Médica cardióloga
  • Virginia Rodríguez Hospital Británico, Departamento de Emergencia, Asistente de Clínica Médica 1, Médica internista
Palabras clave: ISQUEMIA MIOCÁRDICA, DROGAS DE DISEÑO, CATINONAS, DIBUTILONA, INTOXICACIÓN

Resumen

Las catinonas sintéticas son drogas estimulantes de síntesis, comercializadas en el mercado ilegal por sus propiedades estimulantes y perturbadoras del sistema nervioso central, para su uso recreativo, solas, o como adulterantes de cocaína y derivados anfetamínicos. A nivel mundial existe un número creciente de reportes de intoxicaciones agudas y complicaciones por consumo de estas sustancias. En Uruguay fueron detectadas por primera vez en el año 2015, existiendo una información epidemiológica muy limitada. Las catinonas sintéticas no se detectan por las técnicas inmunocromatográficas disponibles en los laboratorios de los servicios de urgencias de nuestro país. Se describe el primer caso de intoxicación por una catinona sintética (dibutilona) en Uruguay, en un paciente de 45 años, por consumo de un polvo vendido como “éxtasis”, presentando como complicación un síndrome coronario agudo, con una buena evolución posterior. La confirmación diagnóstica se realizó mediante su detección en orina por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas. La estructura química de la dibutilona y su mecanismo de acción explican las manifestaciones clínicas y la complicación isquémica por vasoespasmo coronario. En ausencia de una noción clara de exposición y ante la situación epidemiológica actual, la presencia de un cuadro clínico compatible con una droga estimulante y resultado negativo para cocaína y anfetaminas en estudios inmunocromatográficos, debe hacer plantear la sospecha de otros estimulantes de síntesis como las catinonas, tal como ocurrió en este caso.

Citas

(1) Prosser JM, Nelson LS. The toxicology of bath salts: a review of synthetic cathinones. J Med Toxicol 2012; 8:33-42.
(2) Nelson ME, Bryant SM, Aks SE. Emerging drugs of abuse. Emerg Med Clin North Am 2014; 32:1-28.
(3) Baumann MH, Solis E Jr, Watterson LR, Marusich JA, Fantegrossi WE, Wiley JL. Baths salts, spice, and related designer drugs: the science behind the headlines. J Neurosci 2014; 34(46):15150-8.
(4) United Nations Office on Drugs Crime. Laboratory and Scientific Section Portals. Synthetic cathinones. Disponible en: https://www.unodc.org/LSS/SubstanceGroup/Details/67b1ba69-1253-4ae9-bd93-fed1ae8e6802 [Consulta: 31 mayo 2020].
(5) Banks ML, Worst TJ, Rusyniak DE, Sprague JE. Synthetic cathinones (“bath salts”). J Emerg Med 2014; 46(5):632-42.
(6) Oliver CF, Palamar JJ, Salomone A, Simmons SJ, Philogene- Khalid H, Stokes-McCloskey N, et al. Synthetic cathinone adulteration of illegal drugs. Psychopharmacology (Berl) 2019; 236(3):869-79.
(7) Derungs A, Schietzel S, Meyer MR, Maurer HH, Krähenbühl S, Liechti ME. Sympathomimetic toxicity in a case of analytically confirmed recreational use of naphyrone (naphthylpyrovalerone). Clin Toxicol (Phila) 2011; 49(7): 691-3.
(8) Krotulski AJ, Mohr AL, Papsun DM, Logan BK. Dibutylone (bk-DMBDB): intoxications, quantitative confirmations and metabolism in authentic biological specimens. J Anal Toxicol 2018; 42(7):437-45.
(9) Warrick BJ, Wilson J, Hedge M, Freeman S, Leonard K, Aaron C. Lethal serotonin syndrome after methylone and butylone ingestion. J Med Toxicol 2012; 8:65-8.
(10) Rojek S, K³ys M, Strona M, Maciów M, Kula K. “Legal highs”—toxicity in the clinical and medico-legal aspect as exemplified by suicide with bk-MBDB administration. Forensic Sci Int 2012; 222(1-3):e1-6.
(11) Zaitsu K, Katagi M, Kamata HT, Kamata T, Shima N, Miki A, et al. Determination of the metabolites of the new designer drugs bk-MBDB and bk-MDEA in human urine. Forensic Sci Int 2009; 188(1-3):131-9.
(12) Observatorio de Drogas de Colombia. Detección de nueva catinona sintética: comprimidos en forma de Hello Kitty con contenido de butilona. Agosto 2017. Disponible: http://www.cicad.oas.org/oid/sata/colombia/SAT_sobre_Drogas_de_Colombia_alerta_butilona.pdf [Consulta: 15 agosto 2018].
(13) Junta Nacional de Drogas. Observatorio Uruguayo de Drogas; Umpierrez E. Screening de nuevas sustancias psicoactivas y cocaína en muestras de orina en fiestas electrónicas en Uruguay. 2016. Disponible en: https://www.gub.uy/ junta-nacional-drogas/comunicacion/publicaciones/screening-nuevas-sustancias-psicoactivas-cocaina-muestras-orina-fiestas [Consulta: 31 mayo 2020].
(14) Junta Nacional de Drogas. Observatorio Uruguayo de Drogas; Umpierrez E. Informe Final: screening de nuevas sustancias psicoactivas, THC y cocaiìna en muestras de orina obtenidas en una fiesta musical en el aìrea metropolitana. 2017. Disponible en https://www.gub.uy/junta-nacional-drogas/comunicacion/publicaciones/nuevas-sustancias-psicoactivas-otras-drogas-abuso-consumidas-fiestas [Consulta: 31 mayo 2020].
(15) Krotulski AJ, Mohr AL, Fogarty MF, Logan BK. The detection of novel stimulants in oral fluid from users reporting ecstasy, molly and MDMA ingestion. J Anal Toxicol 2018; 42(8):544-53.
(16) Simmler LD, TA Buser TA, Donzelli M, Schramm Y, Dieu LH, Huwyler J, et al. Pharmacological characterization of designer cathinones in vitro. Br J Pharmacol 2013; 168:458-70.
(17) Burillo-Putze G, Díaz BC, Pazos JL, Mas PM, Miroì O, Puiguriguer P, et al. Drogas emergentes (I): smart drugs. An Sist Sanit Navar 2011; 34(2):263-74.
(18) Kloner RA, Mitchell M, Emmick JT. Cardiovascular effects of tadalafil. Am J Cardiol 2003; 92(9A):37M-46M.
(19) Papaseit E, Pérez-Mañá C, de Sousa Fernandes Perna EB, Olesti E, Mateus J, Kuypers KP, et al. Mephedrone and alcohol interactions in humans. Front Pharmacol 2020; 10:1588.
Publicado
2020-12-01
Cómo citar
1.
Pascale A, Umpierrez E, Menoni J, Collazzi V, Rodríguez V. Isquemia miocárdica por consumo de dibutilona. Rev. Méd. Urug. [Internet]. 1 de diciembre de 2020 [citado 28 de enero de 2021];36(4):449-54. Disponible en: https://revista.rmu.org.uy/ojsrmu311/index.php/rmu/article/view/652