Consumo de benzodiazepinas en la población uruguaya

Un posible problema de salud pública

  • Noelia Speranza Universidad de la República, Facultad de Medicina, Departamento de Farmacología y Terapéutica. Prof. Agda
  • Viviana Domínguez Universidad de la República, Facultad de Medicina, Departamento de Farmacología y Terapéutica. Asistente
  • Emiliano Pagano Universidad de la República, Facultad de Medicina, Departamento de Farmacología y Terapéutica. Asistente
  • Pía Artagaveytia Universidad de la República, Facultad de Medicina, Departamento de Farmacología y Terapéutica. Ayudante
  • Ismael Olmos Administración de los Servicios de Salud del Estado, Hospital Vilardebó. Químico farmacéutico
  • Mauricio Toledo Administración de los Servicios de Salud del Estado, Hospital Vilardebó. Psiquiatra
  • Gustavo Tamosiunas Universidad de la República, Facultad de Medicina, Departamento de Farmacología y Terapéutica. Prof
Palabras clave: BENZODIAZEPINAS, USO DE MEDICAMENTOS

Resumen

Objetivo: conocer el consumo de benzodiazepinas en Uruguay entre 2010 y 2012. 
Material y método: se realizó un estudio de utilización de medicamentos para evaluar el consumo de benzodiazepinas usando la dispensación de las farmacias de las instituciones participantes. Se utilizó la variable dosis diaria definida (DDD) por 1.000 habitantes/día (DHD). Se compararon las DHD anuales según el perfil hipnótico o ansiolítico y el subsector de asistencia, público o privado. 
Resultados: se incluyó el 62% de la población uruguaya. Las DHD globales de benzodiazepinas para los años 2010, 2011 y 2012 fueron 74,97, 75,17 y 71,14 DDD/1.000 personas/día, respectivamente (promedio 73,76). La benzodiazepina ansiolítica más consumida en el período analizado fue alprazolam (promedio 25,09). La benzodiazepina hipnótica más consumida fue flunitrazepam (promedio 18,69). Incluyendo clonazepam, esta fue la benzodiazepina más consumida (promedio 36,51) y los valores de consumo global aumentan a 106,36, 110,86 y 113,61 DDD/1.000 personas/día, respectivamente (promedio 110,28). Clonazepam fue la que presentó mayor incremento (35,29%), mientras que midazolam (-46,15%) y diazepam (-18,83%) fueron las que descendieron en mayor medida. El subsector público contribuyó principalmente al consumo global y el privado fue el que mayor aumento porcentual tuvo. 
Conclusión: Uruguay presenta un elevado consumo de benzodiazepinas, similar al hallado en otros países, pudiendo constituir un problema de salud pública. Este dato constituye el primero disponible en nuestro país y será útil para realizar futuras comparaciones. Es necesario implementar estrategias a nivel nacional que favorezcan un uso racional de benzodiazepinas.

Citas

(1) World Health Organization. Programme on substance abuse: rational use of benzodiazepines. Geneva: WHO, 1996. Disponible en: http://www.erowid.org/pharms/benzodiazepine/benzodiazepine_info1.pdf. Consulta: 15 de enero de 2015.
(2) Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Utilización de medicamentos ansiolíticos e hipnóticos en España durante el período 2000-2012. Disponible en: http://www.aemps.gob.es/medicamentosUsoHumano/observatorio/docs/ansioliticos_hipnoticos-2000-2012.pdf. Consulta: 15 de enero de 2015
(3) Furtado C. Psicofármacos: evolução do consumo em Portugal Continental (2000 – 2012). Lisboa: Infarmed, Autoridade Nacional do medicamento e productos de saúde, 2012. Disponible en: http://www.infarmed.pt/. Consulta: 15 de enero de 2015.
(4) António A, Remísio E. Evolução do consumo de benzodiazepinas em Portugal de 1995 a 2000. Lisboa: Infarmed, Autoridade Nacional do medicamento e productos de saúde, 2000. Disponible en: http://www.infarmed.pt/. Consulta: 15 de enero de 2015.
(5) Danza Galdo A, Cristiani Hally F, Tamosiunas Gorski G. Riesgos asociados al uso de Benzodiazepinas. Arch Med Interna (Montevideo) 2009; 31(4):103-7.
(6) Sim MG, Khong E, Wain TD. The prescribing dilemma of benzodiazepines. Aust Fam Physician. 2007 Nov; 36(11):923-6.
(7) Ashton H. Guidelines for the rational use of benzodiazepines; when and what to use. Drugs 1994; 48(1):25-40.
(8) García G, Vignolo J, Contera M, Murillo N. Consumo de psicofármacos en el Centro de Salud Sayago: Montevideo, 1998. Rev Méd Urug 2002; 18(2):154-60.
(9) Ceretti T, Ibáñez A, Abreu M, Francolino C, Dapuetto J, Bernardi R. Prevalencia y diagnóstico de problemas psicosociales en población internada en hospital general. Rev Méd Urug 1995; 11(3):176-86.
(10) Riva Fortunato JA, Servente Luquetti LT, Falcón de Vicente HA, Bernardi RE. Uso de psicofármacos en población internada en un hospital universitario de adultos. Rev Méd Urug 2000; 16(3): 201-11.
(11) Mato M, Toledo M, Olmos I, Frontini M, Nan M, Parpal F, et al. Estudio de consumo de benzodiazepinas en la Policlínica Psiquiátrica del Hospital Vilardebó. Rev Psiquiatr Urug 2012; 76(1):25-34.
(12) Uruguay. Junta Nacional de Drogas. Observatorio Uruguayo de Drogas. 5ta encuesta nacional en hogares sobre consumo de drogas: informe de investigación, mayo 2012. Montevideo: JND, 2012. Disponible en: http://www.infodrogas.gub.uy/images/stories/pdf/v_enc_hogares_2011.pdf. Consulta: 15 de enero de 2015.
(13) Arnau J, Vallano A. Estudios de utilización de medicamentos. Medicam salud 2000; 3(2): 78-82.
(14) World Health Organization. Collaborating Centre for Drug Statistics Methodology. ATC/DDD Index 2015. Oslo: WHO, 2015. Disponible en: http://www.whocc.no/atc_ddd_index/. Consulta: 15 de enero de 2015.
(15) Quaglia N, Paciaroni J, Elías M, Leiva M. Consumo de benzodiazepinas en una comuna de la región metropolitana de Rosario, provincia de Santa Fé, Argentina. Aten Primaria 2009; 41(9): 520-27.
(16) Decreto-Ley Nº 15703. Se regula la distribución, comercialización y dispensación de los medicamentos, cosméticos y dospisitivos terapéuticos de uso humano y se deroga la ley 14.756. Montevideo 16 abril 1985. Disponible en: http://www.parlamento.gub.uy/leyes/AccesoTextoLey.asp? Ley=15703&Anchor=. Consulta: 15 de enero de 2015.
(17) Domínguez Trobo V, Tortorella MN, Speranza N, Amigo C, Laborde A, Goyret A, et al. Perfil epidemiológico de las intoxicaciones por benzodiazepinas recibidas en el Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico uruguayo en el período 2010-2011. Rev Med Urug 2015; 31(1): 32-8.
(18) Capellá D, Laporte JR. Métodos aplicados en estudios descriptivos de utilización de medicamentos En: Laporte JR, Tognoni G. Principios de epidemiología del medicamento. 2 ed. Barcelona: Masson-Salvat, 1998: 67-92. Disponible en: www.icf.uab.es/pem/llibre.htm. Consulta: 15 de enero de 2015.
(19) World Health Organization, International Working Group for Drug Statistics Methodology, Collaborating Centre for Drug Statistics Methodology, Collaborating Centre for Drug Utilization Research and Clinical Pharmacological Services. Introduction to drug utilization research. Geneva: WHO, 2003. Disponible en: http://www .whocc.no/filearchive/publications/drug_utilization_research.pdf. Consulta: 15 de enero de 2015.
(20) Charney D, Mihic S, Harris R. Hipnóticos y sedantes. En: Brunton LL, Lazo JS, Parker KL, eds. Goodman & Gilman: las bases farmacológicas de la terapéutica. 11 ed. México: McGraw-Hill Interamericana, 2007: 401-28.
(21) Hurlé MA, Monti J, Flórez J. Fármacos ansiolíticos y sedantes. Farmacología de los trastornos del sueño. En: Flórez J, Armijo JA, Mediavilla A. Farmacología humana 5 ed. Barcelona: Elsevier-Mason, 2008:543-66.
(22) Uruguay. Ministerio de Salud Pública. Dirección General de la Salud. Formulario terapéutico de medicamentos. Montevideo: MSP, 2012. Disponible en: http://www.msp. gub.uy/sites/default/files/archivos_adjuntos/FTM_noviembre_2012.pdf. Consulta: 15 de enero de 2015.
Publicado
2015-06-30
Cómo citar
1.
Speranza N, Domínguez V, Pagano E, Artagaveytia P, Olmos I, Toledo M, Tamosiunas G. Consumo de benzodiazepinas en la población uruguaya. Rev. Méd. Urug. [Internet]. 30 de junio de 2015 [citado 15 de julio de 2020];31(2):112-9. Disponible en: http://revista.rmu.org.uy/ojsrmu311/index.php/rmu/article/view/213
Sección
Artículos originales